Straumann® BLT – Implante Straumann® Bone Level de diámetro estrecho de 3,3 mm y botiss mucoderm®

Reducción de la invasividad mediante un implante Straumann® Bone Level de diámetro estrecho de 3,3 mm y botiss mucoderm®

Un informe de caso clínico de Andrea Pandolfi, Italia.

En este caso la paciente rechazó el aumento del volumen óseo mediante un injerto de bloqueo o la técnica GBR en un enfoque de dos pasos. Por tanto, se le ofreció un protocolo menos invasivo con un único paso quirúrgico y un colgajo mínimamente invasivo, GBR y el uso de botiss mucoderm® para el aumento de tejido horizontal.

Autor: Andrea Pandolfi

Dr. Andrea Pandolfi

Odontóloga con consulta privada en Aprilia (Italia), especializada principalmente en perio-implantología y cirugía oral, centrándose en procedimientos mínimamente invasivos. Conferenciante, profesora y formadora en implantología y biomateriales en universidades de Italia y Austria. Miembro del ITI (International Team for Implantology) y de la SIdP (Società Italiana di Parodontologia e Implantologia).

Temas y productos relacionados

Situación inicial

La paciente era una mujer de 72 años que quería reemplazar un diente posterior derecho inferior que le faltaba en la posición nº 44 que le habían extraído hacía años, por un implante dental. El estado periodontal general de la paciente podría describirse como moderadamente afectado. Informó de comorbilidades, incluida gastritis, reflujo gastroesofágico, con arcadas y bruxismo fáciles, como se veía en el desgaste de las facetas dentales mostradas en las  Fig. 2 y 3.

Planificación del tratamiento

La exploración clínica reveló reabsorción de la cresta grave, acompañada de tejido blando delgado en la posición nº 44. Los rayos X intraorales mostraron suficiente espacio entre las raíces para un implante Straumann® BL de 3,3 mm (Fig. 1). No obstante, la cresta era muy fina y requería de un aumento horizontal para producir suficiente hueso para la colocación del implante (Fig. 2,3). Como rechazó que se le aumentase el volumen mediante un injerto de bloqueo o técnica GBR en un abordaje de dos pasos, se le ofreció un protocolo menos invasivo con un único paso quirúrgico y un colgajo mínimamente invasivo, GBR y el uso de mucoderm® para el aumento de tejido horizontal.

Cirugía

Todo el procedimiento quirúrgico se realizó bajo anestesia local. Se realizó la incisión paramarginal para obtener un mínimo colgajo mucoperióstico de grosor completo. La perforación se realizó con puntas Piezosurgery en combinación con una fresa calibrada para la inserción de un implante Straumann® BL ⌀ 3,3 mm SLActive® según las instrucciones de los fabricantes. Se empleó la tradicional estructura no guiada. La cirugía se preparó a baja velocidad para que pudieran recogerse residuos óseos propio para la técnica de hueso propio recuperado. Se reflejó el mucoperiostio y se colocó el implante Straumann® BL (Roxolid®, SLActive® 3,3 mm/14 mm) en el lugar 44 (Fig. 4-8). Se utilizó botiss cerabone® mezclado con el hueso propio del paciente para el aumento de la pared ósea vestibular. (Fig. 9,10). El aumento horizontal del tejido blando se realizó con mucoderm® (Fig. 11,12). Posteriormente, se colocó un casquillo de cicatrización y se suturó correctamente el lugar con sutura monofilamento no absorbible (Fig. 13). La cicatrización transcurrió sin incidentes y las suturas se retiraron la semana después de la operación (Fig. 14,15).

Prostodoncia

Tras dos meses de cicatrización del tejido blando y duro (Fig. 16,17), el tejido blando alrededor del pilar del implante estaba sano y el contorno bucal se mantenía (Fig. 18,19). A continuación, se tomó una impresión (abordaje tradicional utilizando material de impresión suave) y se diseñó, con el software de diseño de pilares, una corona personalizada compuesta de dióxido de circonio monocristalino recubierto sobre el pilar Straumann® Variobase® (Fig. 20,21), que luego se fabricó y cimentó (Fig. 22-26).

Resultados finales

Tras un año (Fig. 27) y dos años (Fig. 28-31) de seguimiento, la situación clínica era estable. No se notificaron complicaciones técnicas o biológicas. Las evaluaciones clínicas mostraron una posición estable y volúmenes tanto de tejido blando como de tejido duro. El resultado fue una reconstrucción completa del defecto horizontal del tejido. Todo el tratamiento estuvo bien planificado, las intervenciones quirúrgicas y los procedimientos protésicos se realizaron cuidadosamente. El resultado protésico final fue muy satisfactorio. La paciente estaba muy contenta de haber logrado el resultado con solo una cirugía con un protocolo menos invasivo.