El procedimiento: del diagnóstico a los cuidados posoperatorios.


Diagnóstico y toma de decisiones

Los odontólogos toman TC e imágenes radiográficas. Después de obtener la información, se plantean las posibles opciones de tratamiento. Las ventajas y los inconvenientes de las diferentes soluciones se debaten abiertamente para que esté bien informado sobre cada aspecto del procedimiento antes de tomar una decisión.

Suficiente hueso: un requisito previo imprescindible. Debe haber suficiente hueso para seguir adelante con la colocación del implante. Hay pacientes que no tienen suficiente hueso y requieren procedimientos de aumento, por ejemplo, si se perdió un diente hace mucho tiempo y la mandíbula se ha reabsorbido.

Inserción del implante

El implante dental se inserta quirúrgicamente con anestesia local. Se puede colocar una prótesis provisional sobre el implante en el momento de la cirugía durante la fase de cicatrización.

Fase de cicatrización

La fase de cicatrización normalmente dura entre un par de semanas y unos pocos meses. Durante este período, idealmente, el hueso alrededor del implante crece y se integra con la superficie del implante —un proceso denominado osteointegración. Una buena higiene bucal es esencial en la fase de cicatrización del tratamiento. Una vez cicatrizada, esta raíz artificial actúa como base para fijar coronas individuales, puentes para varios dientes o una prótesis dental de arcada completa.

La restauración se coloca en su lugar

El laboratorio dental utiliza una impresión de la posición del implante para fabricar la corona, el puente o la dentadura. El odontólogo colocará la prótesis una vez que haya cicatrizado el implante dental.




Cuidados postoperatorios

Los implantes son una opción excelente y una inversión para su salud. Con los cuidados posoperatorios correctos, pueden durar toda una vida. Para el éxito a largo plazo, es importante que cuide su implante. Como los dientes naturales, los implantes requieren las mismas revisiones periódicas y una minuciosa higiene bucal. Si sigue estas directrices, sus implantes podrán mantenerse durante décadas.