Más de 25 años de historia.
Más de dos décadas centrados en hacer posible la implantología dental

23 de agosto de 1993: el objetivo de una persona cambió la vida de muchas. Se fabricó el primer implante dental Neodent.

Anteriormente, los tratamientos con implantes de titanio eran procedimientos exclusivos que solo podían permitirse las personas más acaudaladas y que únicamente realizaba una élite de cirujanos dentales. Tan solo dos agentes internacionales distribuían sus productos. Lo hacían a un precio mayor debido a la gran inflación del mercado brasileño en aquel momento, de modo que los pacientes se veían perjudicados por partida doble.

"De odontólogos para odontólogos"

1952: Geninho Thomé nació en un pequeño pueblo brasileño llamado Santa Helena, cerca de las cataratas de Iguazú.

Fue bautizado cariñosamente como Geninho por ser el más joven de 12 hermanos. Se mudó a la capital del estado de Curitiba en 1969. Después de 6 años, animado por un amigo bioquímico y una hermana que era monja, se mudó a la ciudad de Florianópolis. Comenzó sus estudios en la Universidad Federal de Santa Catarina a los 23 años.

¿Qué carrera eligió? Odontología.

Creciendo rápido.

1998: se inauguraron las primeras oficinas centrales de la empresa. También se alcanzó otro objetivo: el reconocimiento de los productos por parte del Ministerio de Sanidad de Brasil, un hecho que la convirtió en la primera empresa brasileña en el área de la implantología dental.

En 2001, la fábrica inició un proceso de expansión. Líder imbatible en el mercado brasileño, experimentó un crecimiento anual del 10-15%.
Como es normal, en el extranjero se seguía muy de cerca su rápida expansión. En 2012, por ese mismo motivo, Straumann, empresa líder internacional en el sector de la implantología, adquiere parte de Neodent y da comienzo a  una importante asociación científica y comercial.